Un nuevo enfoque del aprendizaje organizacional

“Solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan… No formarlos y que se queden”

Esta conocida frase la pronunció Henry Ford y la dirigió seguramente a algunos directivos incapaces de ver la necesidad de que sus colaboradores se mantuviesen actualizados, alguno hasta temía que pudieran saber más que él…   siendo ahí precisamente dónde radica la fuerza que permite marcar la diferencia, tener gente a bordo con la capacidad de desaprender y aprender cada día. Eran otros tiempos sí, habrán pasado unos 100 años desde entonces, sin embargo sigue existiendo este tipo de  miopía.

En la época en la que Henry Ford pronunció dicha frase sólo se fabricaban coches  en color negro, eran épocas de perspectiva única adaptable a todos “one-size-fits-all”, sin embargo hoy en día está cambiando el concepto de cursos de formación tipo “one-size-fits-all” por otro mucho más interesante en el que los departamentos de formación y desarrollo ya no dirigen sino que guían el proceso de aprendizaje continuo de los colaboradores.

¿Por qué es necesario este nuevo enfoque?

  • Los colaboradores tienen que pasar de ser “trabajadores del conocimiento” (saber cosas) a ser “trabajadores que aprenden” (continuamente aprendiendo cosas nuevas)…
  • … lo que significa mantenerse actualizado en sus campos de interés para poder aportar ideas y pensamientos innovadores en sus organizaciones…
  • … y los departamentos de formación y desarrollo deben guiar y apoyar estos procesos de aprendizaje, pero para conseguirlo es necesario que cada parte implicada asuma su propia responsabilidad.

El aprendizaje organizacional es algo más que enviar al equipo a realizar un curso de formación o que realicen un curso de e-learning. El aprendizaje continuo en el lugar de trabajo puede producirse de dos maneras diferentes:

  1. Mientras realizamos nuestro trabajo: aprendiendo a partir de las experiencias que se generen cada día al realizar nuestro trabajo, interactuando con miembros de nuestro equipo, compañeros, clientes, proveedores…
  2. Como actividad personal de aprendizaje diaria: a través de nuestra red de aprendizaje personal (PLN), cursos de formación online o presenciales, actividades sociales en red…

El desarrollo de los colaboradores es ahora responsabilidad de todos –de los propios colaboradores, de los gerentes y de los departamentos de formación y desarrollo, que ya no dirigen sino que guían y apoyan todo el proceso.

Volviendo a la frase de Henry Ford, podríamos adaptarla a nuestra época diciendo:

“Solo hay algo peor que ayudar a que tus colaboradores crezcan y se desarrollen y se vayan… No hacerlo y que se queden”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s