El viejo modelo de aprendizaje alimentado con cuchara ya no es suficiente

Gracias a los avances de la ciencia y la tecnología hemos aumentado nuestra esperanza de vida durante el siglo pasado en más años que en toda la evolución humana. Probablemente viviremos y trabajaremos más tiempo que nuestros padres, así como probablemente ellos vivieron y trabajaron más tiempo que nuestros abuelos y bisabuelos.

Es una buena noticia, pero significa que debemos considerar cambiar nuestra vida, nuestro trabajo y nuestros patrones de aprendizaje para acoplarnos, ser más productivos, sanos y felices y disfrutar con más intensidad de estas vidas más largas. Encontrar el éxito en nuestros términos y vivir una vida gratificante requiere capacidad de aprendizaje. Sin ella, nos arriesgamos a quedar obsoletos y perder nuestro camino en un mundo cambiante y acelerado.

Como afirma Laura Rosillo en su artículo „Séniors prodigio. Inventando la nueva madurez“:

La nueva madurez se aleja cada vez más de la dorada tercera edad de finales del siglo XX y quiere seguir aportando valor a la sociedad. No buscan sólo actividades de ocio, sino que quieren disfrutar de la aventura del aprendizaje permanente, de la vivencia de experiencias emocionantes que nos permitan seguir creciendo

También Santi García nos da interesantes pistas sobre la actitud de los séniors y el aprendizaje 

Si desean promover actividades de aprendizaje entre sus empleados de más edad —algo que parece lógico en un contexto donde la duración de la vida laboral de las personas tiende a prolongarse—, las organizaciones deberían tener en cuenta el impacto que las percepciones de estos empleados sobre su vida laboral restante, y la importancia relativa que el trabajo tiene en sus vidas, tienen sobre sus actitudes hacia esas actividades. Desafortunadamente esto no es lo más frecuente

El primer paso recomendable tanto para los séniors como para los que aun no lo son es reconocer que el viejo modelo de aprendizaje alimentado con cuchara ya no es suficiente para ayudarnos a manejar las fuerzas dinámicas que afectan nuestra vida profesional, incluyendo la movilidad profesional, las necesidades cambiantes del trabajo y los avances tecnológicos en el lugar de trabajo.

A nivel mundial, más de la mitad de los Millennials espera trabajar después de los 65 años, y el 12% en los Estados Unidos dicen que trabajarán hasta que mueran. Pero no necesariamente se quedarán con una empresa, estiman trabajar en hasta nueve organizaciones. Y se moverán no sólo por dinero, sino por crecimiento y avance, para aumentar su valor.

La empleabilidad de las personas, su capacidad para obtener y mantener un trabajo deseado, ya no depende de lo que ya saben, sino de lo que probablemente aprenderán, la capacidad de aprendizaje es clave.

¿Qué podemos hacer como individuos para mejorar nuestra capacidad de aprendizaje? Estas son solo algunas ideas:

  • Identificar nuestras áreas de interés
  • Convertir el hábito del ratito para el café en un hábito de aprendizaje
  • Empiza a aprender eso que tanto te apetece pero que por un motivo u otro nunca te pones a ello
  • Aprende en compañía y comparte tus conocimientos
  • Practica el aprendizaje social. Las comunidades de aprendizaje en línea abundan

¿Y los líderes? ¿Cómo pueden fomentar la capacidad de aprendizaje de sus colaboradores? Un artículo reciente de Harvard Business Review, “It´s the Company´s Job to Help Employees Learn”:

  • Procesos de selección: Tener en cuenta y valorar la capacidad de aprendizaje y curiosidad de los candidatos que participan en un proceso de selección
  • Predicar con el ejemplo: Si como lideres queremos que nuestros colaboradores aprendan cosas nuevas y estén al día de las novedades y avances del sector la mejor manera de conseguirlo es haciéndolo nosotros mismos. Sea un catalizador y  no un bloqueador del aprendizaje de sus colaboradores
  • Reconocimiento: Si queremos cambiar el comportamiento de la gente, debemos recompensar a quién lo haga. No es suficiente contratar gente curiosa y esperar que muestren tanta capacidad de aprendizaje como nosotros. Una de las mejores maneras de recompensar la alta capacidad de aprendizaje es proporcionar oportunidades nuevas y desafiantes que estimulen dicha capacidad de aprendizaje y aumenten tanto su „valor“ como el de la compañía.

A medida que aumenta la expectativa de vida de la fuerza laboral las empresas tendrán que fomentar el perfeccionamiento y el desarrollo continuo para asegurar que su fuerza de trabajo pueda satisfacer las necesidades cambiantes de su negocio. La buena noticia es que no tenemos que esperar a que la sociedad esté lista para integrar estos cambios, podemos impulsarlos, como individuos y como líderes, a través de nuestra búsqueda activa de aprendizaje.

 

Fuentes:

http://www.rightmanagement.co.in/wps/wcm/connect/right-us-en/home/thoughtwire/categories/talent-work/what-is-learnability-anyway-and-why-should-you-care

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s